¿Cómo Me Ven Las Universidades “De Forma Integral”?

2015 fue la temporada de solicitudes más grande hasta la fecha. Con decenas de miles de estudiantes solicitando a una fracción de los lugares, ¿Cómo te presentas, de forma integral, ante los comités de admisión? ¿Qué aspectos tienen en cuenta los comités de admisión y en qué orden? El simple hecho es, que dado el creciente número de solicitantes, un GPA alto y puntajes sólidos en las pruebas no son en sí suficientes para la admisión.

Dicho eso, un GPA alto y puntajes elevados en las pruebas sí son importantes. Pero, a pesar de que “esto” no será lo que consiga que ingreses en una universidad, tener puntuaciones bajas o un GPA bajo es prohibitivo. Sin embargo, es más importante la pasión y el rigor académico que tener un 4.0. Debido a que cada escuela ofrece diferentes cursos, diferentes normas de calificación, y diferentes formas de categorizar a los estudiantes, los colegios y las universidades toman en cuenta estas discrepancias.

Los comités de admisión comprenden que algunas escuelas requieren de un plan de estudios “IB” y una carga pesada de clases “AP”, mientras que otros programas sólo pueden ofrecer una cantidad escasa de cursos “Honors”. Lo importante es que tu trabajo académico sea riguroso y fuerte, teniendo en cuenta tus recursos. Desde el comienzo de la escuela secundaria, debes tomar clases desafiantes que sean de importancia para ti, y no necesariamente las clases que piensas que los comités de admisión quieren ver. Tomar clases difíciles es más importante que tomar clases fáciles simplemente por tener una “A”

Teniendo en cuenta el gran número de solicitantes a los programas, algunas escuelas optan por llenar las clases, en su totalidad, con los estudiantes que recibieron resultados casi perfectos en las pruebas y que sus expedientes académicos son sobresalientes. Pero las universidades optan por no hacer esto porque la experiencia universitaria va mucho más allá que el éxito en las pruebas estandarizadas. Las universidades en cambio, buscan inscribir cohortes diferentes y variados, donde los estudiantes puedan estar expuestos a nuevos entornos, perspectivas, talentos e ideas. Los Colegios y universidades admiten a estudiantes que tienen éxitos de forma amplia y diversa. Necesitan tener al músico brillante tanto como necesitan a la estrella del deporte, al poeta y al investigador de la ciencia. Por eso es importante que en la escuela secundaria encuentres lo que te apasiona y dediques tu tiempo a ello. La excelencia viene de muchas convicciones. Las universidades prefieren ver a estudiantes que se dedican y sienten pasión por lo que hacen que leer sus hojas de vida y los CV que evidentemente están rellenos con información.

Al escribir el ensayo para la solicitud y al completar las solicitudes mismas, lo más importante es que tu, el estudiante, sea quien lo haga. Esta es tu oportunidad de dar a conocer a las universidades tu voz, tu perspectiva única y lo que vas a aportar al campus. Los consejeros de admisiones leen decenas de miles de ensayos cada año—saben los trucos del oficio. Ellos saben cuando un ensayo fue escrito por un padre o un consejero; saben cuando tu estas procurando, diciéndoles lo que tu piensas que ellos quieren oír. Muchos solicitantes con el afán de sobresalir se van a los extremos haciendo cosas excéntricas. Aquí, lo que hace que tu solicitud sea fuerte es un ensayo honesto, rico en contenido y complejo donde realmente hagas resaltar tu voz a través del mismo. Cuenta una historia acerca de cómo llegaste a ser tu mismo, tus intereses, lo que aportarías como estudiante a la universidad.

Por último, las actividades extracurriculares: Parte de la razón por la que los comités de admisión aceptan una gama de estudiantes de este tipo es porque están interesados ​​en su vida, tanto dentro como fuera del aula. Quieren estudiantes que contribuyan a la vida intelectual y al mismo tiempo que puedan enriquecer la comunidad del campus. Cuando solicitas a la universidad, los consejeros de admisiones quieren saber lo que haces con tu tiempo libre: ¿Qué te gusta? ¿Qué te apasiona? Si tu pasión es el servicio y el trabajo en tu comunidad, excelente! Pero los consejeros sabrán si tu servicio es basado en la universidad más que altruista. Si dedicas todo tu tiempo libre a la lectura porque esperas ser un escritor, es genial! Pero debes dar a conocer esto en tu solicitud.

Dado el número de solicitantes que hay, ni los trucos ni los rellenos en una monótona hoja de vida son formas para sobresalir; la mejor manera de brillar es ser tu mismo y saber demostrarlo en tu solicitud.

This page is also available in: Inglés