Cómo Prepararte Para Las Entrevistas

Algunas universidades ofrecen entrevistas a futuros estudiantes en la temporada de solicitudes. Frecuentemente, estas experiencias pueden ser de gran valor, pero no de la manera en que se podría creer. Debido a que no todas las universidades ofrecen entrevistas (y no a todos los solicitantes se les ofrece una; pues muchas veces depende del número de entrevistadores en tu área) éstas no son de gran importancia durante el proceso de decisiones de admisión. Por lo general, los entrevistadores son ex-alumnos de la universidad quienes están interesados ​​en servir de guía y ayudar para que nuevos grupos o una nueva promoción de estudiantes logren entrar. Ellos no son quienes toman las decisiones de admisión, mas bien, envían una carta al comité de admisiones donde describen detalladamente lo que fue la experiencia para ellos durante la entrevista y si creen o no,  que serías una buena elección para la comunidad de la universidad. Es muy importante lograr dar una buena impresión–Aquí te decimos cómo lograrlo:

En primer lugar, debes proyectar la imagen esperada.

Es importante proyectar una imagen profesional en tu entrevista. Los “jeans”, por lo general, dan una imagen demasiado informal. Un vestuario casual de negocios sería suficiente en este caso. Los “coffee-bars” son tranquilos y generalmente son los lugares ideales para las entrevistas, a no ser que tu entrevistador te sugiera un lugar especifico para reunirse.

Lleva contigo una copia de tu hoja de vida para dársela al entrevistador, de esta forma él o ella podrá examinarla.

En la mayoría de los casos, los entrevistadores no tienen acceso a esta información en un primer plano, por lo que llevar contigo una copia de tu hoja de vida les dará la oportunidad de examinarla en el momento y tener una idea global de tu experiencia en la escuela secundaria y tus actividades extracurriculares.

Debes tener temas de conversación.

La peor entrevista es aquella en la que la comunicación es pobre, titubeante y entrecortada. Una forma de evitar que esto suceda es practicando entrevistas por medio de simulacros, entrevistándote con tus consejeros, padres y amigos. También puedes anticiparte a algunas preguntas que un entrevistador podría hacerte: Háblame de ti. ¿Cuáles son tus clases favoritas? ¿Por qué estás interesado en esta universidad? ¿Qué es lo que deseas estudiar? ¿Cómo te diviertes? ¿Qué te apasiona? ¿Qué libros me recomiendas? ¿Cuáles son tus puntos mas fuertes? Tus debilidades? ¿Cuál sería tu contribución a este campus universitario?

Hacer preguntas.

No debes preguntar acerca de la información que se puede encontrar en la página web de la universidad o leer en un folleto de admisión. Haz preguntas que solo el entrevistador te pueda responder, enfocándote en sus experiencias universitarias, de esta forma obtendrás una nueva perspectiva, la cual puede ser muy interesante. Los entrevistadores a menudo entrevistan porque sienten una profunda conexión con su alma mater. La entrevista no es sólo el momento para que el entrevistador sepa más acerca ti, sino también es la oportunidad que tu tienes para conocer esta institución más a fondo desde el punto de vista de alguien que asistió a la misma.

Por último, enviar un correo electrónico expresando tu agradecimiento.

Darle las gracias a tu entrevistador por su tiempo es un gesto que puede conducirte a grandes logros!

This page is also available in: Inglés