¿Cómo puedo usar los meses de verano para prepararme? 

El verano es el mejor momento (y a menudo no se utiliza) para prepararte para la solicitud de universidades y para conocer los retos que esto conlleva. Lo ideal es comenzar este proceso a partir del verano después de terminar tu primer año de secundaria (freshman year) ya que en esta época cuentas con el tiempo preciado para reflexionar, estudiar para los exámenes estandarizados, para trabajar, para hacer trabajo voluntario, o para pasar el tiempo haciendo las cosas que te apasionan. Haz que cada verano cuente! No realices actividades simplemente para escribirlas en tu hoja de vida. En lugar, haz las cosas que te interesan porque al final, esto va a resultar mucho más valioso, tanto en las solicitudes para la universidad como a largo plazo para ti.

El verano antes de tu último año de secundaria (senior year) es el más importante. Si aún no has tomado el SAT o ACT (y planeas hacerlo) aprovecha el verano para prepararte. Utiliza un manual, atiende a un curso de preparación, o inscríbete para recibir tutorías. El planear todo esto en el verano, cuando no tienes toda esa presión por la carga académica, te permitirá dedicar más tiempo y poner mas esfuerzo a la preparación. Planear todo esto en el verano también te colocará en la posición de poder tomar las pruebas del SAT o SAT a principios del otoño, lo cual te da la ventaja de que todo el material que estudiaste seguirá fresco en tu mente.

El verano también es un momento excelente para planificar la lista de las universidades a las cuales vas a enviar tu solicitud. Si no puedes visitar las universidades, puedes dedicarle tiempo a cada una visitando su página web. Infórmate acerca de las especializaciones y las clases que cada una ofrecen; Lee acerca de la vivienda y la vida académica, sobre las becas, y acerca de la comunidad universitaria. Además, conoce cuáles son los requisitos de cada universidad para enviar tu solicitud, ya que cada una tiene sus propios requisitos o suplementos. Asimismo, elabora un plan y organiza un calendario donde fijes las fechas para completar y entregar las solicitudes y los ensayos. Esto hará posible que durante tu ultimo año (senior year) tengas un equilibrio entre tus clases curriculares y las solicitudes, lo que para muchos significa un mayor desafío.

Por último, el verano es el tiempo para disfrutar de lo que te apasiona. Ya sea que estés emocionado por trabajar en tu comunidad, viajar, leer, practicar deportes, o dedicarte a estudios de investigación; el punto es pasar el tiempo haciendo lo que amas. Sea lo que sea que hagas durante el verano, evita hacer cosas que son obvias y que solo son para llenar tu hoja de vida. Esto no solamente sería una experiencia sin valor para ti, sino que también los comités de admisión pueden percibir cuando los estudiantes hacen actividades simplemente para impresionar. En lugar de hacer algo simplemente por hacerlo, es mejor que hagas lo que amas.

This page is also available in: Inglés