Después del SAT. ¡¿Hay más?!

Has tomado el ACT una vez y el SAT tres veces. Has estudiado durante un sin numero de horas, y a este punto, hasta puedes responder preguntas de lectura comprensiva mientras duermes. Pensaste que habías terminado. Ahora, para tu pesar, es el momento de tomar los Exámenes SAT por Materias. Los Exámenes SAT por Materias o “SAT Subject Tests” son un seguimiento muy apropiado del SAT, a tal grado que estas pruebas siguen proporcionando normas de medidas cuantitativas para los colegios y universidades. Sin embargo, existen diferencias de mucha importancia entre el SAT y los Exámenes SAT por Materias.

Los Exámenes por Materias SAT se ofrecen en 20 materias. A diferencia del SAT, el cual examina lectura critica, matemáticas y expresión critica, los Exámenes por Materias SAT miden tu conocimiento y dominio en una materia específica, ya sea Inglés, Matemáticas, Historia, o una lengua extranjera. No todas las universidades requieren Exámenes por Materias SAT, pero muchas de ellas lo recomiendan por varias razones. En primer lugar, tomar los exámenes SAT por materia te permite destacar tus conocimientos en un área específica. Esto es particularmente de mucho beneficio para los estudiantes que quizá no se desempañaron de la mejor manera en el SAT, o  para los estudiantes cuyos resultados del SAT no reflejan sus altos promedios. También, los estudiantes para quienes el Inglés no es su primer idioma pueden utilizar los Exámenes SAT por Materias para destacar sus conocimientos, ya sea en su lengua materna (en caso que se ofrezca ese examen) o en un tema que el estudiante sea particularmente hábil. Por último, muchas universidades te permitirán utilizar las puntuaciones altas de los Exámenes SAT por Materias de un curso universitario que sea requerido (lo que puede ahorrarte dinero o validarte créditos de materias optativas).        

Para Exámenes SAT por Materias los estudiantes deben tomar el examen en las áreas con mas conocimiento. En general, no es necesario tomar más de tres y puedes tomarlos en una misma fecha ya que tienen duración de una hora. Lo mejor es tomar estos exámenes justo el semestre después de haber completado el curso en la escuela de manera que la información esté fresca en tu mente. Lo que esto significa es que puedes empezar a trabajar en estos exámenes el verano después de tu primer año de escuela secundaria. Al planear tus clases de secundaria, es recomendable que te familiarices con las fechas en las que estos se administran y comenzar a planificar cuándo y cuál exámen deseas tomar.

Los Exámenes SAT por Materias pueden ser particularmente útiles para los estudiantes que toman clases AP en el mismo campo. Por ejemplo, si tu planeas tomar el examen AP de Historia Universal, tendría sentido que tomaras el Examen por Materia en Mayo o en Junio. La información todavía estaría fresca en tu mente, y tomar el examen en Mayo te daría una buena oportunidad de repasar para el Examen AP (sin embargo, ten en cuenta: aunque es posible que tomes un Examen SAT por Materia y el Examen AP en la misma área, los exámenes AP tienden a ser más avanzados y más profundos dado que las clases de AP simulan un nivel universitario).

This page is also available in: Inglés