Llegó el Verano, Indeciso?

Es casi el último año de colegio. ¿Dónde se fue el tiempo?

Las ferias Universitarias en Primavera presentan visualizaciones coloridas de universidades pero sin un enfoque claro. Los Consejeros escolares ofrecen asesoramiento y programas nocturnos para los padres de familia. La fecha de los SAT y ACT se muestran frente a estudiantes desmotivados. La noche del baile de graduación ocupa el primer lugar en el escenario. Y el plazo para las vacaciones de verano está en plena marcha.

Mientras que los estudiantes sueñan con pasar días en la playa o en viajar para visitar a sus familiares y amigos, sus padres probablemente están pensando en algo más bien orientado hacia el aprendizaje – tal vez en algo para obtener un currículum vitae más impresionante. ¿Qué es lo que hace que una experiencia de verano sea excelente? ¿Qué es lo que más vale en una aplicación ante el comité de admisiones de la universidad?

Aunque los estudiantes se merecen una vacación al igual que los adultos, hay estudios que indican que los estudiantes retienen más y están mejor preparados si sus mentes están activas durante las vacaciones de verano. Encontrar la actividad adecuada para el verano depende de los intereses de cada estudiante, de los valores familiares y de lo que está al alcance del bolsillo de los padres. Exploremos algunas opciones.

Muchos padres de familia se sienten atraídos a programas académicos y de liderazgo que ofrecen las universidades altamente selectivas. Usualmente, estos programas no son programas académicos impartidos por las Universidades, de hecho son programas ofrecidos por grupos que los organizan y simplemente alquilan el espacio en las instalaciones de las universidades. Asegúrese de ver cuidadosamente quienes son los patrocinadores y los resultados que prometen. Pida detalles específicos del plan de estudios y actividades que ofrecen. Un curso impartido en las instalaciones de una Universidad no necesariamente cuenta como un crédito universitario. Algunos, en realidad son cursos de preparatoria y no son tomados en cuenta como nota para la universidad. Esto no quiere decir que los cursos de preparatoria no son valorados; todo depende de las necesidades de cada estudiante y su nivel de logros. Muchos programas, en todos los niveles, ofrecen visitas a universidades, la experiencia de vivir fuera de casa y la oportunidad de conocer a estudiantes de todo el mundo. Todas estas experiencias son valiosas y van más allá de sólo obtener créditos universitarios.

Prepararse para los SAT o ACT es otra opción muy popular. Si un estudiante siente que él o ella tendría más confianza en sí mismo después de tomar el curso de preparación para la prueba, el verano podría ser el momento adecuado para hacerlo. Los cursos de preparación se dan durante el año escolar por las noches, pero algunos estudiantes encuentran que en el verano pueden concentrarse más, por no tener que preocuparse por las tareas y actividades escolares, todo al mismo tiempo. En casi todas las comunidades ofrecerán cursos de preparación para la prueba, impartidas por compañías reconocidas o por tutores privados. Pida recomendaciones de clientes satisfechos antes de elegir uno.

Los atletas tienen muchas opciones para campamentos de deportes. Los entrenadores de las escuelas saben cuáles son los mejores campamentos y los más conocidos, por lo tanto pueden ayudar a los padres de familia a encontrar una gran variedad y considerar su mejor opción. El atleta serio puede dar un paso adelante para el año escolar que viene y tal vez, al mismo tiempo llamar la atención del entrenador de alguna universidad. Al igual que con otros programas académicos, debe echarle un vistazo a la estructura del programa, los resultados y las actividades que no son deportivas. La mayoría de los campamentos de deportes son muy exigentes y no son aptos para un atleta casual, pues esto se trata de jugar contra otros atletas excelentes y de convertirse en atletas más expertos en un corto período de tiempo. Los estudiantes que están esperando obtener una beca escolar por deportes, definitivamente tienen una mejor idea de su competitividad y sus posibilidades de conseguir uno de los codiciados premios de la División I o II en una universidad.

¿Adónde deja todo esto al estudiante que necesita o quiere trabajar durante el verano? Muchos padres de familia valoran la experiencia de trabajar por la oportunidad que esto ofrece al estudiante para desarrollar y poner en práctica sus habilidades; y muchos estudiantes tienen la necesidad económica de trabajar. En cualquiera de los casos, trabajar durante el verano sigue siendo un complemento que tiene impacto en la aplicación del estudiante para la universidad. Pasantías y otras experiencias sin remuneración, suelen ser grandes oportunidades para poner a prueba la carrera que se ha escogido antes de comprometerse a ejecutarla. Si ganar dinero es necesario, todos los trabajos tienen un valor de una manera u otra. Incluso la posición más baja requiere que se cumpla con las expectativas, saber administrar el tiempo, saber llevarse bien con las demás personas y saber manejar su propio sueldo. Estos son desafíos que ofrecen las lecciones prácticas para una vida laboral exitosa en el futuro.

El objetivo más importante en las vacaciones de verano es la actividad física y mental que ofrezca algún reto, algo de diversión y mucho crecimiento. Elija cuidadosamente después de estudiar sus opciones, tomando en cuenta la importancia de leer la descripción de los programas, hablar con otros padres de familia y la evaluación financiera. Busque ayuda profesional si es necesario y siempre involucre al estudiante en la discusión y toma de decisiones.

This page is also available in: Inglés